Bienvenido

Bienvenido
Enlace a la Editorial

Gracias por tu visita

Tres obras que llevo hasta los momentos: 1. "Cantos A Sirenas": El collage literario ilustrado como excusa para develar la iniquidad política y sus secuelas económicas y sociales. 2. "Planificación Eficiente y Tangible PET": La planificación operativa como herramienta para evaluar el desarrollo humano mediante la eficiencia universal. 3. "Autodúmping y las Ocho Jinetas": El autodúmping como elemento revelador de los efectos perniciosos de las prácticas desleales en el comercio internacional. Usa tu buscador favorito y hallarás los tres libros en las más importantes librerías online de los cinco continentes.

Cantos A Sirenas está en FaceBook

Cantos A Sirenas

Vista previa de "Cantos A Sirenas"

Detalles del Libro “Cantos A Sirenas”

• Edición de Bolsillo: 176 páginas
• Editor: Lulu Publishers (13 de octubre de 2009)
• Idioma: Español
• ISBN-10: 055706726X
• ISBN-13: 9780557067268
• Dimensiones: 9 x 6 x 0.4 pulgadas

Planificación Eficiente y Tangible PET está en FaceBook

Planificación Eficiente y Tangible PET

Vista previa de "Planificación Eficiente y Tangible PET"

Detalles del Libro “Planificación Eficiente y Tangible PET”

• Edición de Bolsillo: 229 páginas

• Editor: Lulu Publishers (5 de diciembre de 2007)

• Idioma: Español

• ISBN-10: 1430327189

• ISBN-13: 9781430327189

• Dimensiones: 9 x 6 x 0.5 pulgadas

Autodúmping y Las Ocho Jinetas está en FaceBook

Autodúmping y Las Ocho Jinetas

Vista previa de "Autodúmping y Las Ocho Jinetas"

Detalles del Libro “Autodúmping y Las Ocho Jinetas”

• Edición de Bolsillo: 272 páginas

• Editor: Lulu Publishers (3 de diciembre de 2008)

• Idioma: Español

• ISBN-10: 0557006120

• ISBN-13: 9780557006120

• Dimensiones: 9 x 6 x 0.9 pulgadas

miércoles, 27 de febrero de 2013

Las Mujeres Del Mar en Corea Del Sur: Un Matriarcado Bajo el Agua


blogs.elpais.com/mujeres

Un matriarcado bajo el agua

Por:  12 de septiembre de 2012
Las llaman “las mujeres Coreadel mar” (haenyeo), y son un caso extraño en muchos sentidos: en un país tradicionalmente machista como Corea, en la isla de Jeju, al sur del país, son ellas las que desde hace más de un siglo bucean en exclusiva a por el marisco. Además, no es una profesión solo para jóvenes, sino que de las casi 5.000 buceadoras inscritas muchas superan con creces los 60 años. El tercer punto es que es un modelo de explotación sostenible.
“La tradición dice que solo debemos coger lo que necesitamos para nuestros hijos”, cuenta Song Hwan Go, de 67 años y que lleva buceando 50. Song Hwan Go luce un traje de buceo rudimentario y una especie de guantes de cocina, aunque ella aclara que tiene otro mejor para el invierno. Esta mujere amable no tiene a la vista la jubilación. “Espero seguir unos 15 años más, ya que no es un trabajo difícil”.
Las mujeres bucean hasta los ricos fondos volcánicos cerca de la costa (como máximo dos minutos de inmersión) y sin bombonas marisquean. Lo más apreciados son los erizos, pero también pueden sacar pulpos, almejas, conchas... Lo que capturan lo van dejando en una pequeña red en la superficie. Nada más sencillo.
Song enseña un pequeño pulpo que acaba de capturar. Lo servirán hervido y acompañado de salsa en unos minutos en el chiringuito de al lado por la considerable suma de 20 dólares. Cuentan los guías que hay dos factores que explican el matriarcado. El primero es que en Jeju hay poca tierra y ante la dificultad para abastecer a la familia solo con el trabajo del hombre, la mujer empezó a mariscar. Después se unió que las mujeres en Corea no eran consideradas fuerza laboral, así que no pagaban impuestos.

El resultado es que hay unas 5.000 mujeres que realizan esta tarea, según las Autoridades de la isla. Pero son muchas menos que en los 80, cuando había 15.000. A partir de los años 70, con al subida del nivel de vida de Corea y del precio del marisco, la tarea de las haenyeo dejó de ser de subsistencia. Ganaron dinero y pudieron enviar a sus hijas a la universidad. Pocas jóvenes no quieren mariscar. No quieren las dos hijas de Song, de 42 y 44 años, que estudiaron.
Tampoco siguen las dos de Kim Chunga, de 58 años y que lleva 35 buceando. “Mis hijos y mi marido me piden que lo deje. Pero yo quiero seguir. Me siento bien y estoy más sana que nunca, porque con esta actividad mueves todo el cuerpo”, cuenta junto al monte Amanecer, un cono volcánico que forma una península de la isla. Kim tiene la piel tersa y muestra una llamativa agilidad.
Para intentar atraer la atención y poder mantener la tradición, dos veces al día, un grupo de ancianas realiza los cánticos tradicionales antes de salir al mar y permite que las fotografíen. En realidad los cánticos son una reliquia, actualmente, cada mariscadora trabaja por su cuenta y sale a veces en barco sin prolegómenos. Además demuestra el cambio en la isla, de la agricultura y la pesca al turismo de resort. En un buen día de marisqueo pueden ganar el equivalente a 100 dólares, aunque hay periodos muertos por los tifones y el mal tiempo en invierno. Además, como la edad media es alta, descansan todas 12 días al mes.

No hay comentarios:

Siete Planetas Similares a la Tierra

La NASA descubre un inusual sistema de siete planetas similares a la Tierra. Por Ángela Bernardo  el 22/02/17 a las 19:00 La estrella...